martes, 2 de julio de 2013

Quebrantahuesos 2013

Quebrantahuesos 2013
El pasado 22 de junio se celebró una de la pruebas cicloturistas más importantes de nuestro calendario: la Quebrantahuesos. Miles de ciclistas plantean su temporada en base a esta fecha, con los nervios del sorteo previo, la preparación exhaustiva y la incertidumbre de si tendrán un buen día tanto a nivel físico o mental como en lo referente a factores externos como, por ejemplo, las condiciones meteorológicas. 

Todavía recuerdo el año del diluvio, con temperaturas invernales, que le costó la prueba a muchísimos participantes. Este año las condiciones fueron inmejorables para conseguir hacer un gran tiempo.


Desde aquí quiero felicitar a mis “chavales”, auténticos outsiders, por su gran papel en la prueba. Con buenas noticias como los tiempazos de Javier o Quim por debajo ambos de 6h30’ (Quim salía sin cajón y Javier llevaba menos de 2 meses entrenando después de una caída que le apartaba de los entrenamientos en toda la primera parte de la temporada); la gran carrera de los hermanos Redín, que acudían a la QH a modo de ensayo general para la Transpyr que comienza este 6 de julio; el gran tiempo y buenísimas sensaciones de Rafa que ya venía apuntando maneras en las marchas previas realizadas, como en la “7 picos” valenciana en la que ya bajó de 7 horas. Aitor corrió enfermo, con fiebre, y aun así demostró la clase que tiene parando el reloj en 6h 40”. Ricky iba para bajar de 7h, sobrado, ya lo hizo en la “7 picos” que dicen que muchas veces coincide con el tiempo que harás en la QH (como el Alpe d’Huez, quien se viste de amarillo en esta cima consigue ganar el Tour, excepto Perico en el 87), pero una serie de problemas mecánicos irreparables le obligaron a abandonar. Enhorabuena a todos, no sólo por vuestro rendimiento en la prueba en sí, sino por todo el trabajo realizado hasta la fecha.

La estrategia estaba clara: intentar salir delante, con tanta gente es fundamental coger grupos delanteros que te llevan más rápido en los tramos llanos. El Somport a ritmo umbral, con buena cadencia, buscando una compañía acorde al ritmo de cada uno, pero cómodos, sin forzar la máquina. Los descensos había que aprovecharlos para comer sin despistarse en este tema. El Marie Blanque te deja poca opción para regular, así que ahí había que forzar un poquito más, teniendo en cuenta que el puerto es más corto. Después el Portalet había que tomárselo en una primera parte a ritmo, buscando la comodidad, ya que en un puerto largo es fácil cebarse con el riesgo de “penar” en los últimos kilómetros. Es en esos últimos kms donde hay que darlo todo, arriba, aguantando al grupo con el que estés, no te puedes quedar sólo en la parte final. En ese descenso hay que seguir comiendo, mucha gente piensa que ya ha acabado y después vienen los “pajarones” de la Hoz de Jaca. Una vez comidos hay que dar el resto. La estrategia funcionó bien en todos los casos.

Os dejo dos informaciones bonitas e interesantes. Por un lado, un vídeo realizado por los hermanos Redín de las zonas más relevantes de la prueba. Por el otro, unas gráficas de pulso y vatios en la prueba, para que sepáis qué vatios mueve un sub6h 20’ con 71kg de peso.

¡El año que viene más y mejor!

Vídeo:


(http://www.youtube.com/watch?v=T5RTrlTWS7o&feature=youtu.be)

Gráfico:
Gráficas de pulso y vatios


2 comentarios: